Una corte de Apelaciones de Chile le prohibió el sábado a una mujer que vuelva a acercarse al presidente, luego de que ella le escupió al mandatario hace una semana.

Catalina Castillo, de 29 años, agredió a Piñera el 6 de diciembre cuando el mandatario ingresaba al velorio del sacerdote Alfonso Baeza, un reconocido luchador por los derechos humanos durante la dictadura de Augusto Pinochet.

Tras un arresto provisional, el Séptimo Juzgado de Garantía dejó en libertad a la agresora y sin medidas cautelares. El Ministerio del Interior presentó el viernes una querella contra la mujer bajo la figura penal de acto de odio contra la autoridad.

La Octava Sala de la Corte de Apelaciones estableció el sábado las medidas cautelares contra Baeza: firmar mensualmente en un juzgado y la prohibición de acercarse al presidente de nuevo.

El ministro del Interior y Seguridad Pública, Andrés Chadwick, dijo que la resolución de la corte de apelaciones fue "muy trascendente".

"Es una muy buena noticia para el respeto que se le debe a la institución de la Presidencia de la República" declaró Chadwick al diario El Mercurio.

No es la primera vez que una autoridad chilena recibe este tipo de agresión. El 28 de mayo un joven le escupió en plena cara a la ex presidenta Michelle Bachelet mientras ella caminaba por una calle del puerto de Arica, durante una gira de campaña.