Con goles del brasileño Thiago Motta y el uruguayo Edinson Cavani, el París Saint-Germain superó su mala racha y venció el sábado 3-1 al Rennes para consolidarse en el liderato de la liga francesa de fútbol.

El PSG conservó así una ventaja de dos puntos sobre el Mónaco, que se impuso 2-0 a Guingamp.

Motta abrió el marcador con un tiro bajo al segundo poste a los 19 minutos y su compañero, el sueco Zlatan Ibrahimovic, consiguió su 14to gol en la liga con un penal a los 52.

El extremo del Rennes, Romain Alessandrini, recortó distancias con un poderoso tiro libre a los 67. Sin embargo Cavani selló la victoria al culminar un contragolpe en los descuentos.

"Parece fácil, pero todavía tenemos que ganar nuestros partidos", dijo el entrenador del PSG, Laurent Blank, al canal televisivo Infosport. "Cuando estamos un poco debajo de nuestro nivel, los rivales tienen capacidad para crearnos problemas".

El PSG estaba apremiado porque acumulaba dos derrotas en sus tres partidos anteriores en las competiciones en las que participa.

En otros encuentros, Tolosa se impuso 2-1 a Nantes; Reims anotó en tiempo de reposición para empatar 1-1 con Evian; Lorient hiló su quinto triunfo seguido, 2-1 sobre el Ajaccio, y Niza dejó atrás una racha de siete derrotas en fila al superar 1-0 al Sochaux.

El viernes, Saint-Etienne superó 1-0 a Montpellier. La fecha concluye el domingo, cuando Burdeos recibe a Valenciennes, Lille enfrenta al Bastia y Marsella visita a Lyon.

El PSG dominó el partido y consiguió el primer gol por intermedio de Motta, que robó el balón a Alessandrini y efectuó un disparo bajo desde el perímetro del área chica.

A los 52 minutos, una falta dentro del área de Cedric Hountondji contra el mediocampista del PSG, Blaise Matuidi derivó en un penal que Ibrahimovic convirtió.

Los anfitriones redujeron la ventaja del PSG con un tiro libre de Alessandrini desde 23 metros. El disparo se incrustó en la red después de que lo rozara con la mano el portero Salvatore Sirigu.

Cavani dejó fuera de duda la victoria en el primer minuto del tiempo de compensación. Recibió pase de Marco Verratti, superó a Hountondji y colocó el balón en el segundo poste.

"Tenemos que lamentar que el primer gol y el último tanto resultaron de perder el balón", dijo el entrenador de Rennes, Philippe Montanier, a Infosport. "No se pueden cometer ese tipo de errores frente a un gran equipo", apuntó.

Mónaco hilvanó su quinto triunfo consecutivo para seguir persiguiendo al PSG.

Anthony Martial, una de las mayores promesas de la liga, dio la ventaja al Mónaco a los tres minutos. El joven de 18 años anotó tras recibir un pase del colombiano James Rodríguez.

Guingamp se quedó con 10 hombres desde los 22 minutos, cuando el zaguero Jonathan Martins Pereira vio su segunda tarjeta amarilla. El club monegasco capitalizó su superioridad numérica a los 42 minutos, con un tanto del zaguero Layvin Kurzawa.

Por el Mónaco, el artillero colombiano Radamel Falcao se perdió su cuarto cotejo seguido por una lesión de muslo.