Los gobernantes de Japón y 10 naciones del sudeste asiático anunciaron el sábado su cooperación para garantizar la libertad de navegación aérea durante una cumbre en la que pesaron las preocupaciones ante la reafirmación militar de China en la región.

Al término de su reunión, los participantes emitieron una declaración conjunta en la que se abstuvieron de mencionar explícitamente el reciente anuncio de China de imponer una zona de defensa aérea en el mar de China Oriental.

Sin embargo, de esta coyuntura derivó el compromiso a la cooperación de los participantes para garantizar la "libertad de la aviación y la seguridad de los vuelos de acuerdo con los principios universalmente reconocidos del derecho internacional".

"A los chinos, los exhortamos a que retiren todas las medidas que infrinjan esos principios generales", dijo el primer ministro japonés Shinzo Abe. Afirmó que Japón mantendrá su decisión de recomendar a las aerolíneas que continúen su funcionamiento tal como lo hacían antes del anuncio de China.

"Elevar las tensiones no beneficia a nadie en esta región", dijo Abe en una conferencia noticiosa televisada a nivel nacional en la que se destacó lo que él describió como "la asociación especial" de Japón con la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN por sus siglas en inglés).

La cumbre marca los 40 años de los vínculos entre Japón y la ASEAN, un bloque de naciones que integra una región rica en recursos habitada por más de 600 millones de personas. Abe visitó en el último año las 10 naciones de la ASEAN en un intento por reforzar los vínculos de seguridad y de negocios, en contraste con las relaciones gélidas de Tokio con Beijing.

Horas antes, el mismo sábado, Tokio anunció una asistencia por 20 billones de yenes (19.200 millones de dólares) en los próximos cinco años para las naciones del sureste asiático a fin de estrechar la brecha de desarrollo en la región y mejorar la capacidad para hacer frente a los desastres en la zona.

También anunció otros 100.000 millones de dólares para apoyar el Fondo de Integración Japón-ASEAN.

___

Los periodistas de The Associated Press, Miki Toda y Koji Ueda, contribuyeron a este despacho.