Las autoridades iraníes arrestaron a hombre bajo cargos de espiar para Gran Bretaña, reportó el sábado un medio estatal de Irán.

De acuerdo con la agencia semioficial de noticias ISNA, el hombre fue detenido en el pueblo de Kerman, en el sureste de Irán, luego que las autoridades pasaron meses rastreándolo.

Un funcionario judicial de Kerman, que no fue identificado por ISNA, dijo que el hombre intercambió información con cuatro especialistas de inteligencia británicos. El hombre no ha sido identificado pero el reporte señala que actualmente enfrenta un juicio y ha confesado de antemano.

Irán anuncia con regularidad detenciones de supuestos agentes extranjeros y por lo general ofrece muy pocos detalles al respecto.

La detención se da mientras Irán y Gran Bretaña tratan de rehacer sus lazos tras la elección del presidente Hasan Ruhani en junio. La embajada británica en Teherán cerró a finales de 2011 después de que integrantes de grupos de línea dura irrumpieron en el edificio.