Dennis Rodman tiene planes de viajar la próxima semana a Corea del Norte para entrenar a su equipo de básquetbol, un viaje que no se verá afectado por la ejecución del tío del líder Kim Jong Un.

La ejecución de Jang Song Thaek, que anunció el viernes el gobierno de Pyongyang, coronó la caída en desgracia de uno de los hombres más poderosos del país, al igual que el escándalo político más importante en décadas en Norcorea. Jang era el segundo al mando en el país, sólo superado por Kim.

Rodman considera a Kim como un amigo cercano, y desde hace tiempo tiene programada una visita que comienza el lunes para entrenarse a la selección de básquetbol del país. Rodman también organizó un partido de exhibición en enero en Pyongyang para festejar el cumpleaños de Kim.

Rodman podría anunciar los planteles del partido la próxima semana, y ha dicho que algunos ex jugadores profesionales confirmaron su participación.

El ex jugador de los Bulls de Chicago, entre otros equipos, es conocido tanto por sus tatuajes y extravagante estilo de vida, como su potencia como defensor y rebotero. Ahora es el estadounidense más famoso que se ha reunido con Kim, desde que el mandatario heredó el poder de su padre Kim Jong Il en 2011.

En febrero viajó con los Globetrotters de Harlem a Corea del Norte, como parte de una serie para HBO producida por VICE.

"Sí, voy a Corea del Norte a entrenar a la selección de básquetbol", dijo Rodman a la AP en una entrevista telefónica. "Voy a llevar jugadores estadounidenses. Sí, lo voy a hacer. Voy a ser la persona más famosa del mundo cuando vean a estadounidenses agarrados de mano y esperando que se abran las puertas".