David Barral ingresó de suplente y marcó los dos goles de la victoria del Levante 2-1 sobre el visitante Elche, el viernes por el arranque de la 16ta fecha de la liga española.

El cuadro "granota" se vio obligado a remontar un tempranero gol de Ionut Sapunaru a los 25 minutos, pero la entrada de Barral a los 38 fue determinante, pues el goleador impulsó la reacción local con tantos a los 41 y 80 minutos que permitieron al Levante cerrar una racha de cuatro derrotas.

El recién ascendido Elche perdió de visitante por primera vez desde el pasado 20 de septiembre y queda con 17 puntos en la 12da posición de la clasificación, mientras que el Levante subió al 10mo puesto con 20 unidades.

El Barcelona, que recibe el sábado al Villarreal, lidera la tabla con 40 puntos; los mismos que el Atlético de Madrid, segundo clasificado por peor diferencia de goles y rival el domingo del Valencia. El Real Madrid, tercero con 37 unidades, abre la programación sabatina en cancha de Osasuna.

El espíritu precavido prevaleció sobre cualquier aventura ofensiva en el arranque del partido, con ambos equipos manteniendo férreas las marcas defensivas y limitándose a acciones individuales o a balón parado, origen del gol del Elche cuando Edu Albácar botó un tiro libre cabeceado por Alberto Botía hacia Sapunaru, cuyo remate raso escapó a la estirada del costarricense Keylor Navas.

Baba Diawará no llegó a rematar una comba de Pedro Ríos en una tibia llegada del Levante, y Fidel Chaves perdonó el segundo por el Elche al filo del descanso, cuando su toque bombeado a centro del colombiano Carlos Sánchez se perdió fuera por poco.

El error lo pagó caro el conjunto visitante, que encajó el empate de Barral en la siguiente jugada, cuando el delantero ingresado por el lesionado Diawará se elevó entre dos defensores y cabeceó un balón picado junto al poste.

Envalentonado por el gol, el Levante incrementó aún más el asedio en la reanudación, embotellando en su área a un Elche desconcertado, salvado del segundo tanto por el arquero Toño Rodríguez, quien salió a tapar sendos disparos con veneno de Nikos Karabelas desde la izquierda.

Pese a ello, el visitante Yiadom Boakye gozó de una mejor opción a medio metro del arco, pero no acertó a empujar el balón servido en tiro de esquina por Albácar.

Nuevamente, el Elche lamentó el fallo, pues Barral volvió a anotar de cabeza poco después, libre de marca llegando por el centro.

"Ha sido un bálsamo ganar. Ahora todo se pone de cara y tenemos más ánimo. A ver si el entrenador se da cuenta de que debo jugar", comentó medio en broma Barral.

Albácar por su parte, opinó "que el primer gol cambió el partido. Nosotros dominamos la primera parte pero luego nos venimos abajo".