La cifra de muertos por el tifón Haiyan, que golpeó la región central de Filipinas el 8 de noviembre, ha llegado a los 6.000, con cerca de 1.800 personas desaparecidas, informaron las autoridades el viernes.

La agencia de respuesta a desastres del gobierno filipino dijo que han confirmado la muerte de 6.009 personas y que se desconoce el paradero de otras 1.779.

El tifón es el desastre natural más mortífero registrado que haya golpeado a Filipinas.

El alcalde Reynaldo Balido, portavoz del Consejo para la Reducción de Riesgos y Manejo de Desastres Nacionales, dijo que todavía se están encontrando al menos 20 cuerpos cada día bajo los escombros en la ciudad más afectada por el tifón, Tacloban. Durante la noche, se añadieron 27 muertes a la cifra difundida el viernes.

Las casas de más de 16 millones de personas quedaron arrasadas o dañadas y las autoridades dicen que la reconstrucción tomará al menos tres años.