Una corte federal de apelaciones ratificó el jueves el fallo de un tribunal de primera instancia que determinó que funcionarios fronterizos excedieron en su autoridad cuando impusieron multas multimillonarias contra Union Pacific Corp. por no descubrir drogas ilegales en trenes que ingresaron al país desde México.

Un panel de tres jueces de la Corte Federal de Apelaciones del Octavo Circuito estuvieron de acuerdo con el juez federal de distrito Joseph Bataillon en que funcionarios de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP por sus siglas en inglés) se equivocaron al multar a la compañía ferroviaria con casi 38 millones de dólares y decomisarle equipo.

El gobierno había argumentado en su apelación al fallo emitido por Bataillon en 2011 que la Ley Arancelaria de 1930 permitía imponer las multas. Pero el panel de apelación determinó el martes que la ley no autoriza sanciones contra la empresa ferroviaria por drogas halladas en vagones que "no son propiedad ni controla" Union Pacific.

En al menos una instancia, señaló el panel de apelaciones, la compañía fue multada por más de 655.000 dólares por un incidente en el cual un policía de Union Pacific encontró casi 37 kilogramos (82 libras) de marihuana en un tren, la cual no fue detectada por los agentes fronterizos de Estados Unidos.

"A pesar de la laboriosidad de UP, CBP impuso una multa contra UP", escribió por el panel el juez principal William Jay Riley. "CBP nunca ha explicado por qué la participación activa de UP para descubrir la marihuana no fue suficiente para absolver de responsabilidad a UP", agregó.

En una declaración enviada por correo electrónico, Union Pacific dijo que estaba satisfecha con la determinación de la corte de apelaciones.

"Union Pacific dedica recursos significativos e invierte millones de dólares para proporcionar un ambiente seguro y protegido en nuestras operaciones fronterizas", señaló el comunicado. "Valoramos nuestra relación con Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza y esperamos con mucho gusto continuar trabajando con CBP para ayudar a evitar el contrabando de drogas en la parte estadounidense de la frontera mexicana".