Cuatro policías australianos serán encausados por agredir a un estudiante brasileño de 21 años que murió cuando era arrestado en Sídney el año pasado.

Roberto Laudisio Curti murió en marzo del año pasado después que los policías estatales de Nueva Gales del Sur lo sometieran con armas aturdidoras hasta 14 veces. La policía también utilizó gas pimienta, lo esposaron y golpearon con un bastón después de perseguirlo a pie por el centro de la ciudad australiana.

Pru Sheaves, portavoz de la Unidad de Integridad Policiaca, dijo el viernes que el órgano regulador de la policía presentará cargos contra cuatro policías por causarle daño corporal y de agresión común. Las acusaciones implican penas en prisión de siete y dos años, respectivamente.

El órgano regulador informó que el fiscal estatal señaló que hay evidencia suficiente para justificar los cargos.

La muerte de Curti ha sido objeto de varias investigaciones.