Quizá Lorde nunca llegue a ser de la realeza, pero estos días vive como si lo fuera.

La cantante de 17 años adquirió la posición de la nueva princesa del pop gracias a su astuta canción, "Royals", y está rodeada de los objetos que critica en su éxito en el primer puesto de las listas de popularidad. Tiene choferes, sirvientes y dice que le podrían dar un "servicio loco de bebidas en clubs", si lo deseara.

"No he dejado la ironía", dijo en una entrevista reciente. Y aunque está rodeada de excesos no quiere decir que sea demasiado indulgente, ni siquiera que esté interesada en eso.

"Cada vez que salgo es con mi mamá y mi banda y mi gerente y todos esos adultos que me cuidan bastante, así que la verdad está bastante controlado", dijo Lorde, quien se presentará en el festival Lollapalooza de Chile, Argentina y Brasil en los primeros meses de 2014.

"Definitivamente no siento que esté viviendo de una manera especialmente extravagante, lo que me parece bien, porque en lo personal, si de pronto quedara metida en eso no sabría cómo lidiar con ello", dijo. "Simplemente creo que es bueno seguir con lo que has hecho normalmente y dejar las cosas en un ritmo natural".

Será difícil para Lorde, cuyo nombre de pila es Ella Yellich O'Connnor, seguir viviendo una vida normal si su trayectoria estratosférica sigue avanzando. En unos pocos meses ha pasado de ser una adolescente neozelandesa con un EP a tener un impresionante número de seguidores en SoundCloud y de ahí a tener cuatro nominaciones a los Grammy (incluyendo menciones en las codiciadas categorías de álbum y canción del año) con un gran éxito comercial y bastantes críticas buenas.

"Royals", que ha vendido cerca de 4 millones de copias, estuvo en el primer puesto de la lista Hot 100 de Billboard por nueve semanas y Rolling Stone la nombró como el segundo mejor sencillo del año. Lorde fue nombrada la artista nueva más viral de Spotify, y NPR la comparó recientemente con Nirvana -- una comparación bastante emocionante para alguien que sigue en secundaria.

Pero Lorde está muy lejos de ser la artista adolescente típica o una pop star. Su álbum debut, "Pure Heroine", trata de lo que describe como la vida adolescente: relaciones tormentosas, escuelas, fiestas y la vida en los suburbios. Pero no se proyecta como eso. Con la ayuda de su colaborador, Joel Little, Lorde logró un álbum con muchos ambientes y letras buenas, contado de una forma mucho más madura que lo que la mayoría de los adolescentes podrían describir.

"Cuando consideras la poca experiencia de vida que podría tener cualquiera a sus 16 años y después escuchas esas letras dice '¡Guau!, ¿cómo sabes eso?' Ella escribió esas canciones cuando tenía 15", dijo Jason Flom, director de Lava Records, que firmó un contrato con ella en una disquera mayor. "Es una artista única".

"Royals" está nominada a la mejor interpretación pop solista y "Pure Heroine" compite al mejor álbum pop vocal en los Grammy.

Lorde, quien dice que comenzó a escribir música cuando tenía 12 años, le resta importancia al escándalo (dice que "Royals" es una canción "obvia") y a los comentarios sobre que es muy sabia para su edad.

"¿Eso es raro?", pregunta. "Siempre he escrito y leído y eso ha sido una parte súper importante de mí y es una válvula de escape muy importante para mí poder decir cualquier cosa que esté pensado y lo que sea que esté tratando de procesar. Así que no me parece que sea muy raro. También creo que la gente de mi edad en la actualidad... con el internet, puede estar haciendo canciones en su habitación y ser una superestrella".

Lorde se ha ganado la reputación de ser muy franca. La citaron diciendo que el DJ David Guetta era "asqueroso" y ha hecho comentarios desdeñosos sobre Selena Gomez y Miley Cyrus, además de quejarse de que Taylor Swift parecía "demasiado perfecta" (aunque recientemente se les vio divirtiéndose juntas).

"Nadie le va a decir lo que tenga que decir", dijo Flom. "Y cuando ella dice algo lo dice desde la honestidad... no creo que nadie se pueda enojar con ella por hacerlo".

Quizá consciente de esos encabezados, Lorde estaba un poco reservada y rechazó aclarar esas declaraciones en la entrevista. (Una publicista estaba lista para terminar con la plática si entraba a los territorios de los tabloides). Pero sí acusó a otros de tratar de colocarla como "la contraria a todas las cosas que están pasando ahora".

Pero la autoproclamada feminista parece comprobar esa afirmación por su propia cuenta.

"Mi interés al hacer música surgió por el deseo de hacer algo que nunca hubiera escuchado", dijo. "Creo que nunca me hubiera interesado en hacer algo que ya se hubiera hecho muchas veces. Porque sí, quería hacer algo que me pareciera fresco y se sintiera nuevo".

___

Nekesa Mumbi Moody está en Twitter como http://www.twitter.com/NekesaMumbi