Se sospecha que 221 personas enfermaron por consumir marihuana sintética en Colorado a principios de este año.

Un informe de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades con relación al tema que fue difundido el jueves está basado en una investigación conjunta con funcionarios estatales de salud, después de que hospitales de Colorado comenzaron a ver un incremento de visitas a las salas de urgencias por parte de personas que habían consumido marihuana sintética a fines de agosto.

De 127 casos reportados en el área de Denver y en Colorado Springs, 10 son de personas que ingresaron a terapia intensiva, pero no se reportaron muertes. La mayoría de los afectados fueron atendidos y dados de alta.

El informe señala que funcionarios de salud y policiales de Colorado están indagando si una o dos variantes nuevas de marihuana sintética contribuyeron a las enfermedades. Una variedad fue vinculada a un brote epidemia similar en Georgia en agosto.

La marihuana sintética es ilegal en Colorado. Cuatro tiendas identificadas por quienes se enfermaron ya fueron clausuradas.