Cinco fiscales, incluido el fiscal a cargo de la provincia de Pichincha, cuya capital es Quito, fueron cesados en sus funciones debido a que no atendieron adecuadamente los casos de personas desaparecidas en el país en diferentes circunstancias, informó el jueves fiscal general, Galo Chiriboga.

"El fiscal provincial y los cuatro fiscales que tenemos en Pichincha ... van a ser removidos todos, porque he escuchado que cuando ustedes fueron a hablar con ellos tuvieron respuestas inadecuadas, insolidarias y hasta maleducadas con las víctimas", anunció Chiriboga en un acto académico, en donde se encontraban familiares de desaparecidos.

En los últimos 18 meses se han reportado alrededor de unos 1.090 casos de personas desaparecidas, de acuerdo con los registros de la Asociación de Familiares y Amigos de Desaparecidos.