Los astronautas en la Estación Espacial Internacional disminuyeron el jueves la intensidad de su iluminación, apagaron equipo innecesario y suspendieron las labores científicas mientras la NASA intentaba a toda prisa resolver una falla en una crucial unidad de refrigeración.

Uno de dos serpentines idénticos de refrigeración dejó de funcionar el miércoles cuando la línea se enfrió demasiado debido a un problema en una válvula. El sistema utiliza amoniaco para disipar el calor del equipo en la nave.

El Control de la Misión ordenó a la tripulación de seis hombres que suspendieran algunos experimentos científicos y que apagaran equipo no crítico. El apagón continuaba el jueves a bordo de la nave.

Las autoridades de la NASA subrayaron que los astronautas se encuentran seguros y cómodos.

La válvula sospechosa se encuentra dentro de una bomba externa que fue reemplazada hace tres años por los astronautas en una caminata espacial.

Los controladores de vuelo examinan las opciones para arreglar la válvula.

Una reparación en el equipo informático sería la opción más sencilla, una caminata espacial, la más complicada. De hecho, se necesitaron tres caminatas espaciales en 2010 para reemplazar la bomba.

Como no se puede alcanzar la válvula habría que cambiar toda la bomba con una de repuesto en la estación espacial.

Kenny Todd, gerente de la estación espacial, dijo que la nave orbital quedó "un poco vulnerable" con una sola línea buena de enfriamiento. Siempre existe la posibilidad de fallas adicionales, debido a lo cual el Control de la Misión desea que se corrija pronto el problema, subrayó.

Según Todd, es posible que se postergue el lanzamiento de una nave comercial de carga desde Wallops Island, Virginia, programado para la semana entrante. Para el miércoles está previsto el despegue del cohete no tripulado Antares, de la empresa Orbital Sciences Corp, con la cápsula Cygnus llena de suministros y experimentos.

Los gerentes de la estación espacial se reunirán el lunes para decidir si aplazan la misión de entrega.

"En este momento, ante la carencia de un plazo mejor, vamos a aplazar un poco una decisión y aumentar un poco el trabajo del equipo", expresó Todd.

Estados Unidos suspendió las caminatas espaciales desde julio, cuando un astronauta italiano casi se ahoga debido a una fuga de agua en su casco.

El problema fue atribuido al sistema de refrigeración del traje del astronauta, pero la NASA desea que todo el traje sea regresado a la Tierra antes de dar por concluido el asunto.

Esto no ocurrirá hasta el lanzamiento en febrero de la cápsula Dragon de la empresa SpaceX porque es la única nave de carga con capacidad para regresar con objetos a la tierra.

___

En internet:

http://www.nasa.gov/mission_pages/station/main/index.html