Un avión no tripulado estadounidense atacó a una caravana de vehículos que se dirigían a una boda, con un saldo de al menos 13 muertos, dijeron funcionarios yemenís.

Las autoridades dijeron que el ataque del jueves ocurrió en la ciudad yemení de Radda, capital de la provincia de Bayda. La ciudad es conocida como un baluarte de milicianos de al-Qaida.

Dijeron que el convoy se dirigía a una boda en el pueblo de Qaifa cuando un proyectil teledirigido hizo blanco en los autos y que el ataque dejó cuerpos calcinados en la carretera y vehículos en llamas.

Un funcionario dijo que se sospecha que milicianos de al-Qaida viajaban en el convoy en camino a la boda.

Los funcionarios hablaron en forma anónima porque no están autorizados a informar a los medios.

Estados Unidos considera a la rama de al-Qaida en Yemen una de las más activas en el mundo.