El sector global de las aerolíneas espera que sus ganancias se eleven a un nivel récord el próximo año debido al descenso en los precios de los combustibles, un aumento de la demanda y la reducción de los costos.

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, por sus siglas en inglés) dijo el jueves que pronostica beneficios por 19.700 millones de dólares, muy por encima de los 12.900 millones que se esperan para este año y los 7.400 que tuvo en 2012.

Pero el grupo con sede en Ginebra, que representa a 240 líneas aéreas --equivalentes al 84% del tráfico total_, indicó que los márgenes están cayendo. Las ganancias del próximo año responderán a un ingreso esperado de 743.000 millones. En contraste, el beneficio de 19.200 millones de 2010 contó con ingresos de 579.000 millones.

Tony Tyler, director general de la IATA, dijo que el monto de ganancia será de poco menos de seis dólares por pasajero.

"Para poner las cosas en perspectiva, el McDonald's en esta calle de Ginebra ganará aproximadamente el mismo dinero al vender cuatro paquetes de comida", dijo Tyler a la prensa. "Esto genera la pregunta de si seis dólares por pasajero es una recompensa razonable para las aerolíneas si se toma en cuenta la tecnología, habilidades y capital que se invierten".

El tráfico de pasajeros ha aumentado entre el 5 y 6% y los precios del combustible siguen siendo altos, pero por debajo de su máximo alcanzado en 2012, dijo Tyler. La ganancia neta de 12.900 millones que el sector espera en 2013, basada en ingresos de 708.000 millones, es una mejoría significativa de los pronósticos preliminares del grupo.

El directivo atribuyó los resultados a "una ligera caída en el elevado precio del petróleo" y las eficiencias derivadas de las fusiones y las operaciones conjuntas, además del éxito en la reducción de costos. Más aerolíneas, por ejemplo, hacen cargos a los pasajeros por comida, equipaje y otros artículos.

Brian Pearce, economista en jefe de la IATA, espera que esos factores continúen ayudando al sector en 2014. Se espera que los precios del combustible caigan más debido a nuevos descubrimientos de reservas y el posible regreso de Irán a la producción.

Las aerolíneas de Norteamérica serán las que tendrán más ganancias el próximo año, al pasar de 5.800 millones en este año a 8.300 en 2014, aunque el aumento en la demanda será modesto.

Las líneas de Europa, donde la economía se ha comportado peor que en otros mercados desarrollados, tendrán ganancias menores, de 3.200 millones en 2004 y 1.700 en este año. Pero su recuperación será más intensa en tráfico de pasajeros a medida que la recesión llega a su fin en varios países.

Se pronostica que los lugares en que la demanda crecerá más son los mercados emergentes de Asia, la región del Pacífico, Oriente Medio, América Latina y África.