Estados Unidos felicitó el jueves a Juan Orlando Hernández por haberse convertido en presidente electo de Honduras, 18 días después de que esa nación centroamericana celebrara sus comicios presidenciales.

El secretario de Estado John Kerry reconoció en un comunicado al gobierno hondureño "por garantizar que el proceso electoral fue en líneas generales transparente, pacífico y reflejó la voluntad del pueblo hondureño".

El partido Libre no concurrió el 4 de diciembre a una revisión de la totalidad de las 16.135 actas de votación pese a que su candidata presidencial, Xiomara Castro, había denunciado como fraudulenta la victoria de Hernández. El tribunal electoral hondureño declaró presidente electo a Hernández, candidato del oficialista Partido Nacional, con 99% de los votos escrutados.

Según los datos oficiales, Hernández logró 36,8% de los votos y Castro 28,8%.