Efectivos de una fuerza regional africana de paz dispararon al aire el jueves para dispersar a una multitud furiosa que buscaba a un ex líder rebelde con la intención de matarlo.

Miles de personas congregadas en torno de la iglesia de Santiago en Bangui intentaron impedir el ingreso de los soldados, incluso arrojándoles grandes piedras.

La multitud decía que un general del movimiento rebelde que está en el poder se encomntraba en el interior, pero los únicos hombres que salieron con los soldados vestían de paisano.

Civiles enfurecidos por los abusos del régimen buscan vengarse de presuntos ex rebeldes. En un caso lapidaron a un hombre en la calle.

Fuerzas francesas y regionales africanas se encuentran en la República Centroafricana para tratar de imponer seguridad en un país que cae en la anarquía.