El lento debut de los nuevos mercados de seguro médico de la ley federal de salud pueden estar profundizando las diferencias en materia de cobertura, en la que los habitantes de algunos estados conseguir cobertura a un ritmo mucho mayor que en otros.

Y la diferencia puede ser tan sencilla como si es un estado demócrata o republicano.

Cifras federales recién publicadas muestran que más personas escogen planes privados o las dirigen a programas del Medicaid en estados en que líderes demócratas han aceptado plenamente la nueva ley federal, en comparación con estados en que líderes electos republicanos han rechazado el plan.

De una parte está una docena de estados de inclinación demócrata, como California, Minnesota y New York, que han ampliado el Medicaird para los adultos de bajos ingresos y lanzado sus mercados de seguro médico para que la población compre sus pólizas con subsidios del gobierno federal.

De la otra parte están dos docenas de estados conservadores, como Texas, Florida and Missouri, que han rechazado la ampliación del Medicaid y los mercados privados de seguro médico, dejándolo completamente en las manos del gobierno federal.

Las nuevas cifras federales, que ofrecen un desglose por estado de la inscripción en el nuevo programa hasta noviembre, muestran que las diferencias políticas entre los líderes sobre la iniciativa se están convirtiendo en diferencias en participación entre los no asegurados.

Aunque muchos estados conservadores tienen mayores niveles de pobreza y más personas sin cobertura médica, menos reciben nuevos seguros, dijo Dylan Roby, profesor asistente en el Centro de Investigaciones de Salud Pública de la Universidad de California en Los Angeles.

Y con la implementación trastabillante de la nueva ley de salud, "esa diferencia se hará más pronunciada", dijo Roby.

El Departamento de Salud y Servicios Humanos reportó esta semana fue 364.682 personas se habían inscrito en seguros privados a través de los nuevos mercados hasta el 30 de noviembre y que otras 803,077 cumplen los requisitos del Medicaid.

Pero el ritmo en que la población recibe cobertura es tres veces mayor en los estados que han aceptado la nueva ley que en los que no.

En la docena de estados que han aceptado la ley, más de 50% de los que han solicitado cobertura han escogido un plan privado o cumplen los requisitos del Medicaid. Pero la cifra es de apenas 15% en los estados que no han aceptado la implementación de la nueva ley.

"Es muy frustrante", dijo la senadora federal Claire McCaskill, demócrata por Missouri quien votó por la ley pero vio como la rechazaban dos veces en una votación estatal y varias en la Legislatura controlada por los republicanos en su estado.

"La parte política ha frustrado lo servicios que los habitantes de Missouri necesitan", dijo McCaskill.