El gobierno federal tuvo un déficit mucho menor en los primeros dos meses del año fiscal en curso que en el mismo período del año pasado, lo que señala una mejora adicional en las finanzas nacionales.

El déficit de noviembre --la diferencia entre los ingresos y los gastos-- fue de 135.200 millones de dólares, informó el miércoles el Departamento del Tesoro. Eso es 21,4% menos que la cifra de noviembre de 2012. Y aunque en los dos primeros meses del año fiscal el déficit llegó a 226.800 millones, fue 22,7% menor que en el mismo período del año anterior. El año fiscal comenzó el 1 de octubre.

Tasas impositivas más elevadas y la mejora de la economía han impulsado los ingresos del gobierno. Al mismo tiempo, el gasto de ha reducido, tendencias que ayudaron a reducir el déficit anual del año pasado a 680.000 millones de dólares, el menor en cinco años. Economistas privados pronostican que este año bajará a unos 600.000 millones de dólares.

El gobierno tuvo déficit anuales de más de 1 billón de dólares en los cuatro años anteriores, incluido el récord de 1,4 billones en el año fiscal 2009. La Gran Recesión provocó una baja en los ingresos por concepto de impuestos y un aumento en el gasto de emergencia, como los beneficios por desempleo.

La economía ha mejorado gradualmente desde que la recesión concluyó hace cuatro años y la contratación se ha acelerado en los últimos cuatro meses. A medida que más personas encuentran trabajo, los ingresos por concepto de impuestos aumentan y el déficit se reduce.

Durante los primeros dos meses del año fiscal, los ingresos aumentaron 10,2%, a 361.800 mmd, en comparación con el mismo período del año pasado. Al mismo tiempo, el gasto en esos meses bajó 4,7% a 608.200 mdd.