Manifestantes antigubernamentales han reanudado sus tácticas de asediar las instalaciones gubernamentales, cortando el servicio eléctrico a las oficinas de la primera ministra y exigiendo que la policía abandone el lugar.

Los manifestantes, que han exigido la renuncia del gobierno de la ahora primera ministra interina Yingluck Shinawatra antes de las elecciones del 2 de febrero, amenazaron el jueves con entrar a la fuerza si la policía no se retira del lugar.

En una confrontación anterior, la policía se retiró del complejo y permitió que los inconformes entraran al lugar sin oponérseles

Por otra parte, el ex primer ministro tailandés Abhisit Vejjajiva fue acusado oficialmente de asesinato en relación con las muertes ocurridas en 2010 durante la represión de manifestantes antigubernamentales, en medio de semanas de nuevas protestas.

Abhisit, acusado de la muerte de un hombre de 43 años y una jovencita de 14, negó los cargos el jueves.

Unas 90 personas perdieron la vida en la ofensiva del gobierno. Abhisit todavía tiene otros cargos pendientes en su contra.

En 2010 manifestantes "Camisas Rojas" ocuparon el centro de Bangkok varios meses. Este grupo, que lleva el nombre por la prenda que visten, apoyan al ex primer ministro Thaksin Shinawatra, cuya hermana, Yingluck, es ahora la primera ministra interina.

Hoy los partidarios de Thaksin controlan el gobierno y los de Abhisit exigen que la administración renuncie.

El gobierno de Abhisit aprobó el uso de munición de guerra bajo ciertas condiciones y desplegó a francotiradores durante las manifestaciones de 2010.