Un residente de San Diego fue acusado el martes de operar un cibersitio que permitía que los usuarios cargaran en forma anónima fotos de terceros al desnudo de modo que poder extorsionar cientos de dólares a las víctimas.

Kevin Christopher Bollaert, de 27 años, fue arrestado por agentes del Departamento de Justicia de California y acusado de 31 cargos de asociación delictuosa, usurpación de identidad y extorsión.

Bollaert creó hace un año el sitio ugotposted.com, según la documentación judicial. El sitio permitió que los usuarios cargaran de manera anónima más de 10.000 fotos de otras personas desnudas o en poses comprometedoras sin su autorización, dijeron los investigadores.

Al contrario de muchos sitios, los investigadores dijeron que ugotposted.com requería que las víctimas fueran identificadas por nombre, edad y otros datos. Se le acusa de obtener información personal con la intención de hostigar.

El abogado del acusado, Alexander Landon, no respondió un mensaje telefónico en que se le pidió una declaración.

Los documentos dicen que Bollaert cobraba a las víctimas ente 249,99 y 350 dólares para retirar las imágenes usando correos electrónicos por medio de un segundo sitio: changemyreputation.com.

Ambos sitios estaban inactivos el martes.

Sus actividades "convirtieron su humillación pública y traición en una mercancía con el objeto de devastar vidas", afirmó el procurador general Kamala Harris en un comunicado.

Bollaert quedó retenido en la cárcel del condado de San Diego con fianza de 50.000 dólares.

El departamento dijo que el acusado comunicó a los detectives durante una investigación de seis meses que ganaba unos 900 dólares por mes de publicidad en línea. Sin embargo, el departamento dijo que los registros de su cuenta PayPal de changemyreputation.com indican que recibió decenas de miles de dólares.

Las fotografías utilizadas más adelante como venganza por medio de la pornografía pueden ser obtenidas durante una relación consensual, dijeron los investigadores, o bien robadas o escamoteadas de cuentas en línea. Esa práctica provocó la promulgación de una ley en California que tipifica como delito menor publicar fotos de otras personas desnudas en internet sin su autorización y con la intención de causar tensión emocional o humillación, si bien esta ley no fue esgrimida en el caso contra Bollaert.