En momentos en que las autoridades consideran eliminar la prohibición a las llamadas telefónicas en vuelo, la mayoría de los pasajeros frecuentes de avión en Estados Unidos se opone a ese cambio, de acuerdo con una nueva encuesta de The Associated Press-GfK.

La Comisión Federal de Comunicaciones (FCC en inglés) comenzará oficialmente el jueves el debate sobre el particular, con la realización de la primera de varias reuniones en la que se revisará la prohibición, que ha estado vigente durante 22 años.

El nuevo presidente de la FCC, Tom Wheeler, ha descrito la normativa actual como "obsoleta y restrictiva".

La tecnología ha avanzado a tal grado que las llamadas en vuelo --transmitidas primero mediante un sistema especial en los aviones-- no saturarán las torres de telefonía celular en tierra.

En consecuencia, dijo Wheeler, no hay razón para que el gobierno prohíba la telefonía en vuelo.

La FCC presentó su propuesta semanas después de que la Administración Federal de Aviación derogó la prohibición de usar aparatos electrónicos personales como tabletas iPad y Kindle a una altitud inferior a 3.000 metros (10.000 pies) porque no interfieren con los instrumentos en la cabina del avión.

El que la tecnología haya avanzado no significa que también lo haya hecho la civilidad. Muchos viajeros temen que se vean obligados a soportar las conversaciones prolongadas de otros pasajeros imposibles de evitar a una altitud de 10.600 metros (35.000 pies).

De acuerdo con la encuesta de The Associated Press-GfK difundida el miércoles, 48% de los estadounidenses se oponen a que se permita el uso de celulares para llamadas telefónicas durante el vuelo, mientras que 19% está de acuerdo y 30% se dijo neutral.

Entre los que vuelan, el rechazo es mayor. En sólo un vistazo a las estadísticas de los estadounidenses que han hecho más de un vuelo en el último año, 59% está en contra de que las conversaciones telefónicas en los aviones. El número se eleva a 78% entre quienes efectuaron al menos cuatro vuelos.

De manera interesante, Wheeler figura entre los que están en contra. "Comprendemos que muchos pasajeros preferirían que no se hagan llamadas telefónicas a bordo de los aviones. Yo pienso igual", dijo el 22 de noviembre en un comunicado.

El titular de la FCC dijo que tiene la intención de que las aerolíneas --no el gobierno-- decidan si permiten o no las llamadas telefónicas en los aviones.

Delta Air Lines es la única aerolínea que ha declarado abiertamente que no permitirá las llamadas de voz. Delta afirmo que tras años de intercambio de comunicación con los clientes, "la abrumadora mayoría" quiere que continúe la prohibición.

American Airlines, United Airlines y JetBlue Airways tienen previsto estudiar el asunto y escuchar las opiniones de los pasajeros e integrantes de las tripulaciones.

El sindicato más grande de asistentes de vuelo del país se opone al cambio con el argumento de que el uso de teléfonos celulares podría provocar riñas entre los pasajeros.

La mayoría de las aerolíneas del Medio Oriente y algunas en Asia y Europa ya permiten las llamadas telefónicas en vuelo.

La encuesta se basó en entrevistas realizadas el 5 al 9 de diciembre a 1.367 adultos, todos miembros del KnowledgePanel de GfK, un grupo representativo nacional. El margen de error es de más o menos 3,5 puntos porcentuales.

__

En internet:

AP-GfK Poll: http://www.ap-gfkpoll.com

__

Scott Mayerowitz está en Twitter como http://twitter.com/GlobeTrotScott