La policía peruana capturó el miércoles en Lima a un hombre buscado desde hace una década por el FBI tras presuntamente estafar al menos a 800 estadounidenses y latinoamericanos.

El coronel Oscar Llatas, jefe de la policía fiscal y encargado de capturar a los requeridos por la ley, confirmó a The Associated Press que Eric Bartoli fue atrapado mientras salía de su casa en la mañana.

"Tenía tres documentos con tres nacionalidades distintas: estadounidense, argentina y peruana, salía poco de su bonita casa frente al mar, pero cuando lo hacía usaba a veces pelucas, gorros, lentes oscuros y a veces barba, es muy hábil para evadirse", afirmó Llatas, cuyo equipo siguió a Bartoli durante dos años.

La policía peruana indicó que Bartoli, un hombre calvo de 59 años, es buscado por el FBI y las autoridades judiciales del estado de Ohio por su presunta participación en un esquema de Ponzi que recaudó entre 1995 y 1999 aproximadamente 65 millones de dólares de unos 800 inversores de América Latina y Estados Unidos, varios de ellos jubilados.

Bartoli está acusado por la justicia estadounidense por los presuntos delitos de conspiración, fraude de valores, venta de valores no registrados, fraude electrónico, fraude postal, lavado de dinero y el intento de evasión de impuestos.

Las autoridades peruanas confirmaron a la AP que existe un pedido aceptado por la justicia local para extraditar a Bartoli.