Los precios de las acciones tuvieron el miércoles su descenso más pronunciado en más de un mes en la Bolsa de Valores de Nueva York porque los inversionistas sopesaron decepcionantes reportes financieros de varias empresas.

Las acciones de las empresas de salud fueron las que más bajaron. Laboratory Corporation of America retrocedió al reducir su estimado de ganancias para el año. Su competencia Quest Diagnostics también perdió valor.

El promedio industrial Dow Jones bajó 129,60 puntos (0,8 para cerrar en 15.843,53; el índice Standard & Poor's 500 perdió 20,40 unidades (1,2%) para ubicarse en 1.782,22, y el tecnológico Nasdaq retrocedió 56,68 unidades (1,4%) para quedar en 4.003,81.

Es posible que el mercado esté sufriendo "fatiga del comprador" después de un importante repunte este año, dijo Chris Bertelsen, jefe de inversiones en Global Financial Private Capital. En lo que va del año, el S&P 500 ha crecido 25% y está en camino de lograr su mayor incremento en una década.

"Quien piense que esto será para siempre, ciertamente es un neófito en este negocio", agregó Bertelsen.

Otra señal de que el optimismo de los inversionistas por las acciones podría estar decayendo fue un drástico descenso en el Russell 2000, un índice que enlista a pequeñas compañías. El indicador, que ha subido 30% este año y encabeza las ganancias entre los principales índices, bajó 1,6% el miércoles, su descenso más importante en un mes.

Los inversionistas también consideraron el impacto del acuerdo presupuestal anunciado el martes en Washington, el cual evitará la amenaza inmediata de otro cierre parcial del gobierno federal. La parálisis que duró 16 días en octubre afectó el crecimiento económico y dañó la confianza del consumidor.

Por otra parte, el rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años subió de 2,80% a 2,85%.

Las acciones de MasterCard subieron 3,5% después de anunciar una división de 10 acciones a una. La empresa también incrementó sus dividendos y lanzó un programa de recompra de acciones por 3.500 millones de dólares.

El precio del petróleo de referencia para entrega en enero bajó 1,07 dólares a 97,44 dólares por barril en la Bolsa de Nueva York. En Londres, el crudo Brent subió 32 centavos para concluir en 109,70 dólares por barril.

En otros mercados, el índice FTSE 100 de Gran Bretaña cayó 0,2%, el DAX de Alemania retrocedió 0,4% y el CAC-40 de Francia perdió 0,1%.