Aunque se está muy distante de la meta inicial, los nuevos mercados de salud del presidente Barack Obama incrementaron en noviembre su ritmo de inscripciones que era bajo, dijo el miércoles el gobierno.

Según estadísticas del Departamento de Salud y Servicios Humanos, 364.682 personas se han inscrito en las coberturas privadas hasta el 30 de noviembre en conformidad con la ley federal de salud.

Aunque esta cifra triplica con creces el total de octubre, no alcanza a un tercio de los 1,2 millones de personas que las autoridades habían proyectado estarían inscritas a nivel nacional para finales de noviembre.

El tiempo apremia ahora a la ley de salud de Obama, debido a que los consumidores afrontan el plazo de inscripción del 23 de diciembre si pretenden tener su cobertura vigente para el 1 de enero.

Sin embargo, la página de internet federal HealthCare.gov, que fue restaurada y da servicio a 36 estados, continúa registrando problemas. Apenas el martes, quedó fuera de servicio bastante tiempo por mantenimiento y algunos estados que administran sus propios portales también registran problemas.

Esta situación causó tensión e incertidumbre no sólo entre las personas que carecen de seguro sino también entre los consumidores que buscan evitar la interrupción de sus coberturas en enero.

Entre quienes intentan preservar sus coberturas figuran algunos o muchos de los más de 4 millones de personas cuyos planes particulares fueron cancelados al ano ajustarse a los criterios de la ley, así como centenares de miles en programas federales y estatales dirigidos a pacientes con problemas serios de salud, desde cáncer hasta enfermedades del corazón y el sida.

La secretaria de Salud y Servicios Humanos, Kathleen Sebelius, dijo el miércoles ante la comisión de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes, que las inscripciones tienden hacia cifras positivas.

"No creo que haya alguna duda de que el inicio con dificultades del cibersitio haya enfriado el entusiasmo de las gente", dijo Sebelius. "Después de esto, estamos viendo tendencias muy positivas. Estamos viendo que muchas personas han vuelto a conectarse", agregó.

Otro 1,9 millones de personas han completado su proceso de inscripción, pero no han escogido algún plan, afirmó Sebelius.

Los consumidores deben pagar sus primas a más tardar el 31 de diciembre a fin de que la cobertura entre en vigencia a partir del año nuevo.

El gobierno de Obama se había fijado el objetivo de que 7 millones de personas estuvieran registradas a finales de la temporada de inscripciones abiertas, el 31 de marzo.