El primer ministro británico David Cameron manifestó que se propone lanzar una iniciativa internacional para hallar una cura o un tratamiento efectivo para la demencia para el 2025.

En una cumbre de un día sobre la demencia realizada el miércoles y patrocinada por el Reino Unido, Cameron declaró que descubrir una cura o un tratamiento para esa dolencia "está a nuestro alcance".

Los ministros de salud y de ciencia del grupo de los Ocho firmaron una declaración en la que acceden a identificar "una cura o una terapia para la demencia" para el 2025, entre otros objetivos, incluso mayor financiación y cooperación para la iniciativa.

Se calcula que aproximadamente 44 millones de personas padecen de demencia, según la organización Alzheimer Disease International. Se proyecta que aumentarán a 76 millones para el 2030.

Varios fármacos mitigan los síntomas de la demencia pero ninguno mejora la enfermedad subyacente. En Estados Unidos no se ha autorizado ninguno en una década.

Antes de la reunión, varios científicos británicos y estadounidenses pidieron a los países del G8 que se comprometan a invertir por lo menos el 1 % de los costos de la demencia en investigación. En Estados Unidos, eso significaría cuadruplicar el presupuesto actual de 500 millones a 2.000 millones.

"No creo que hayamos encontrado la panacea, pero es posible que hallemos un indicio de que un fármaco pueda modificar la demencia en los próximos tres a cinco años", dijo el doctor Ronald Petersen, director de un grupo asesor sobre Alzheimer y neurólogo en la Clínica Mayo en Minnesota. Petersen asistió a la reunión del miércoles y dijo que era posible que alguna vez se pueda tratar la demencia con una mezcla de remedios, como el sida.

"El desafío es enorme y estamos lejos de una cura, pero hay esperanzas", afirmó Cameron.

Sin embargo, muchos grandes pronunciamientos con objetivos ambiciosos no han logrado frutos. En 1997, el presidente Bill Clinton prometió hallar una vacuna para el sida en el término de una década y todavía no se ha descubierto ninguna.