El volante argentino Pablo Hernández empalmó de zurda un centro en el área de Universidad Católica y anotó el martes el gol con el que O'Higgins conquistó el primer campeonato chileno de su historia.

Ante un estadio Nacional repleto, y con una actuación sobresaliente de su arquero Paulo Garcés, el 'Capo de Provincia' derrotó 1-0 a la Católica en el partido desempate entre los dos conjuntos que terminaron el torneo de Apertura igualados en la cima de la tabla.

El cuadro de Rancagua, dirigido por el argentino Eduardo Berizzo, apeló al contragolpe durante gran parte del encuentro tras abrir el marcador a los 34 minutos, cuando Hernández anticipó a la defensa estudiantil para empalmar al primer palo un tiro libre de Yerson Opazo.

El conjunto del uruguayo Martín Lasarte, que buscaba su undécima estrella, controló el juego y pudo haber marcado a través del argentino Tomás Costa, cuyo remate pegó en un palo, y su compatriota Ismael Sosa, quien disparó al cuerpo de Garcés.

A los 88 minutos el ingresado Nicolás Castillo elevó un remate al borde del área chica en la última oportunidad que tuvo la Católica para empatar el partido.

Tras finalizar el encuentro se registraron disturbios en la cancha, luego de que el volante cruzado Michael Ríos corriera a agredir a Garcés.

El plantel del campeón dedicó el título a la memoria de los 16 hinchas de O'Higgins que fallecieron en febrero cuando el bus que los trasladaba se desbarrancó.