Una veintena de jóvenes en Nueva York y ocho activistas en Nueva Jersey fueron arrestados el martes en actos de desobediencia civil para pedir al presidente Barack Obama que ponga fin a las deportaciones.

Aproximadamente 24 jóvenes bloquearon el tráfico durante unos minutos en la avenida Broadway, frente a la oficinas de los servicios de inmigración en Manhattan, hasta que fueron esposados y colocados en camionetas de policía.

Luba Cortés, una mexicana de 20 años que fue traída ilegalmente a Estados Unidos por sus padres cuando tenía cinco, fue una de las arrestadas.

"Estamos aquí para defender a toda esa gente que está siendo enviada de regreso a sus países de origen, que precisamente abandonaron para buscar una mejor vida o debido a la inseguridad", dijo Cortés a Associated Press antes de ser esposada. "También queremos una reforma migratoria. No nos olvidamos de las promesas de Obama".

La protesta fue una de las muchas ocurridas en las últimas semanas en el país para que Obama ponga un alto a la deportación de inmigrantes, que ha llegado a un promedio sin precedentes de 400.000 anuales.

En vistas que el Congreso no ha aprobado una reforma migratoria que abra una vía para la naturalización de aproximadamente los 11 millones de inmigrantes que viven ilegalmente en Estados Unidos, varios grupos de activistas exigen que se detengan las deportaciones a través de una orden ejecutiva del presidente.

En la ciudad de Elizabeth, Nueva Jersey, ocho activistas fueron arrestados por la mañana frente a un centro de detención de inmigrantes con el objetivo también exigir el fin de las expulsiones.

"El presidente no puede dedicarse a deportar y ser un campeón de la reforma migratoria al mismo tiempo", dijo Jorge Torres, uno de los arrestados, a través de un comunicado de la organización National Day Laborer Organizing Network, que organizó la protesta.

----

Claudia Torrens está en Twitter como http://www.twitter.com/ClaudiaTorrens