El futbol inglés enfrentó el lunes un nuevo agobio por presunto amaño de partidos luego de que el delantero del Blackburn D.J. Campbell fue identificado como una de seis personas arrestadas en la segunda investigación de la policía sobre arreglo de partidos en las últimas dos semanas.

Campbell es uno de dos ex jugadores de la liga Premier arrestados luego de que el periódico The Sun reveló supuestos amaños menores en las ligas profesionales. Otra investigación, realizada por el Daily Telegraph, llevó a que dos jugadores de la sexta división fueran acusados la semana pasada por asociarse para arreglar partidos.

La nueva indagatoria al parecer es más grave, ya que involucra partidos de la segunda división inglesa y afirmaciones de un jugador de que podría incluso amañar partidos de la liga Premier.

"De comprobarse estas acusaciones, desafortunadamente demostrarían el verdadero problema que enfrenta el futbol en términos de corrupción, y pone de manifiesto la necesidad de la labor que realiza la PFA y otros participantes del deporte para educar a los jugadores sobre estos riesgos", dijo la Asociación de Futbolistas Profesionales (PFA, por sus siglas en inglés). "Tomamos el asunto de la integridad con mucha seriedad y continuaremos con nuestros esfuerzos para erradicar este mal de nuestro deporte".

Campbell ha jugado previamente para el Birmingham, el Blackpool y el Queens Park Rangers. Ha estado jugando para el Blackburn de la segunda división, y el equipo confirmó su arresto en su portal de internet, pero dijo que no haría mayores comentarios porque se trata de un asunto judicial en curso.

Las principales acusaciones no se centran en la alteración de los resultados de un partido, sino en cosas como ganarse deliberadamente tarjetas de amonestación. Muchos corredores de apuestas permiten a las personas apostar a si algún jugador será amonestado.

The Sun reportó que las autoridades probablemente revisarán una tarjeta amarilla que Campbell recibió el martes por una falta cometida en la primera mitad del partido del Blackburn contra el Ipswich.

De acuerdo con el periódico, el ex zaguero del Portsmouth y de la selección de Nigeria, Sam Sodje, afirmó que podía arreglar partidos de la liga Premier y que era capaz de arreglar encuentros en la Copa del Mundo del próximo año.

Sodje, quien jugó en la liga Premier para el Reading, también dijo a un reportero encubierto que un jugador buscó ser amonestado en un reciente partido de la segunda división inglesa por un pago de 30.000 libras.

Sodje también dijo al reportero que él en alguna ocasión se hizo expulsar por un pago de 70.000 libras.

Las acusaciones alarmaron a su antiguo equipo, y el Portsmouth anunció que convocaría a sus jugadores para una reunión el martes en la que les advertiría sobre la amenaza que representan los amañadores.

La agencia británica contra la delincuencia organizada, National Crime Agency, no ha identificado a ninguno de los detenidos, pero dijo el lunes que los seis hombres fueron liberados bajo fianza hasta abril.