Una intensa ola de frío ha obligado a la cancelación de miles de vuelos en todo Estados Unidos, dejando varados a muchos pasajeros por otro día más.

El portal de monitoreo Flightaware.com estimó que 2.197 vuelos habían sido cancelados hasta el domingo por la tarde. Eso sigue a dos días de condiciones similarmente difíciles.

La helada estaba afectando áreas en toda la nación, pero azotó especialmente el Aeropuerto Internacional Dallas-Fort Worth, donde más de 400 salidas fueron canceladas por el día. El aeropuerto sigue tratando de acomodar en aviones a miles de pasajeros que han estado durmiendo en la terminal o en aeropuertos cercanos a la espera de vuelos desde el jueves por la noche.

Para aliviar la situación, el aeropuerto ha estado repartiendo gratis café, emparedados y otros alimentos.