Real Garcilaso, con goles de César Ortiz y de los paraguayos Víctor Ferreira y Alfredo Ramúa, derrotó en casa por 3-2 a Universitario el domingo en el partido de ida por la disputa del título nacional de fútbol peruano 2013.

Ortiz abrió el marcador de tiro corto a los 2 minutos de iniciado el partido tras un tiro de esquina. En la agonía del primer tiempo el paraguayo Ferreira aumentó la ventaja con un tiro cruzado ante un mal rechazo de la defensa de Universitario. Alfredo Ramúa selló el gol de la victoria a los 88 minutos.

Descontaron para Universitario, Raúl Ruidíaz de tiro penal a los 67 y el uruguayo Sebastián Fernández en el minuto 78.

La revancha se jugará el próximo 15 de diciembre y Universitario hará de local en el estadio Monumental. Si el vencedor fuera el equipo de la "U'' habrá un tercer partido definitorio para el título.

Universitario, bajo la dirección técnica del argentino Ángel Comizzo, tuvo mayor control del balón durante los primeros 45 minutos, pero sin la contundencia en el ataque. Garcilaso, con un planteamiento conservador, esperó al rival en el medio campo para de allí lanzar ataques mortíferos por las bandas desnudando las fallas defensivas de Universitario.

En el complemento, con la pizarra 2-0, Real Garcilaso hacía lo justo para preservar la diferencia pero el ingreso del uruguayo Diego Guastavino por el Universitario a los 55 minutos le dio otra tónica al juego de su equipo.

Guastavino seguía encarando a la defensa local, pero fue trabado dentro del área por Ortiz, por lo que el árbitro marcó tiro penal para el descuento por intermedio del goleador Raúl Ruidíaz.

Nuevamente Guastavino se llevó por delante a sus marcadores por la banda derecha para luego conectar un servicio a su compatriota Sebastián Fernández quién anidó el balón al arco rival para la igualdad a los 78 minutos.

Real Garcilaso, sorprendido por el accionar de Universitario, sacó un as de su manga al mandar al paraguayo Alfredo Ramúa al campo y con su accionar desequilibró el marcador sellándolo con un soberbio gol de larga distancia a los 88 minutos.

El partido se disputó en el estadio Municipal de Espinar a 3,900 metros de altitud, ubicado a unos 780 kilómetros al sureste de Lima.