En caso de que se firme un acuerdo con las FARC que ponga fin al conflicto armado en Colombia, se mantendrán los planes de seguridad a pesar de que parte de los 13.400 millones de dólares que se dedican cada año a la guerra sean asignados a labores de paz, afirmó el ministro de Hacienda en una entrevista divulgada el domingo.

"Si hay paz, seguramente vamos a tener que destinar (a la paz) parte de los recursos que hoy se le asignan a la guerra. Vamos a tener que hacer ese cambio", dijo el ministro Mauricio Cárdenas. "Al sector de Defensa y Seguridad van unos 26 billones" de pesos anualmente (unos 13.400 millones de dólares), señaló.

Qué porcentaje de esa cantidad se destinará a proyectos de bienestar civil dependerá de los planes de seguridad que se mantengan, añadió el ministro en una entrevista con el diario El Espectador.

"No podríamos desmontar los programas de seguridad, no podríamos bajar la guardia porque el país va a mantener muchas prioridades en materia de seguridad. Así el país necesite más recursos para la paz, yo estoy seguro que va a costar menos de lo que cuesta la guerra para la economía", destacó Cárdenas.

Durante años, los fondos para el Ministerio de Defensa han sido el primer renglón del presupuesto nacional colombiano, que para el 2014 es de un total de 203 billones de pesos (unos 105.000 millones de dólares), según el Ministerio de Hacienda.

Cárdenas descartó también que en el futuro el gobierno deba presentar una reforma tributaria para tapar un déficit en sus cuentas que pudiera generarse por los subsidios para sectores agrícolas, ajuste en el precio de los combustibles y los costos de un acuerdo de paz.

"Aquí no va a aparecer una reforma tributaria para, de manera sorpresiva, tapar un hueco fiscal, porque no hay un hueco", dijo Cárdenas. "Nosotros estamos cumpliendo con la meta de este año y con la del año entrante. A futuro, hacia adelante, 2015 y siguientes, dependerá mucho de cuáles van a ser las prioridades del próximo gobierno".