Seis personas fueron arrestadas después que se inició una segunda investigación sobre arreglos de partidos a causa de una versión de que un futbolista aceptó arreglar un partido de la segunda división inglesa a cambio de dinero.

La policía británica confirmó el domingo que investigaba la versión después de recibir ese mismo día una información del periódico The Sun.

El diario dijo que un reportero encubierto se reunió con un jugador quien afirmó que otro había accedido a recibir una amonestación deliberadamente en un partido reciente en la segunda división a cambio de 30.000 libras (40 mil dólares).

"Hay una investigación en curso de la Agencia Nacional contra el Delito (NCA por sus siglas en inglés) y estamos trabajando muy de cerca con la Asociación de Fútbol y la Comisión de Apuestas", dijo la agencia en un comunicado. "Tres personas están detenidas y son interrogadas por autoridades. En este momento no podemos hacer más comentarios".

La Agencia Nacional del Delito confirmó en una declaración que investiga el caso y que "trabajamos en estrecho contacto con la Asociación del Fútbol y la Comisión de Juegos de Apuestas". Agregó que hay tres personas en custodia que están siendo interrogadas.

Según el periódico el futbolista, identificado como un ex defensor del Portsmouth y de Nigeria, Sam Sodje, también sostuvo que podía arreglar partidos de la Liga Premier e incluso partidos de la Copa Mundial de Brasil en el 2014.

Sodje, que se presenta como intermediario, también dijo al reportero que una vez fue expulsado a propósito por 70.000 libras, según la publicación.

"Tratamos con la mayor seriedad toda denuncia de actividad delictiva en nuestra competencias", afirmó el director ejecutivo de la Liga de Fútbol, Shaun Harvey. "Dado que hay una investigación policial en curso en este asunto, no podemos formular más comentarios por ahora. Pero instamos a todo el que tenga pruebas que las presente a la policía. Daremos toda nuestra asistencia a la policía durante esta investigación".

Portsmouth, que ahora juega en la cuarta división, manifestó su pesar por el hecho y se distanció de Sodje.

"Si estas denuncias resultan ciertas nos causarán una extrema conmoción y pesar, ya que los arreglos de partidos de cualquier tipo apuntan al corazón de la integridad del juego", dijo el vocero del club Colin Farmery. "El jugador en cuestión ya no juega para el club y no hemos sido contactados por las autoridades, pero por supuesto cooperaremos plenamente con la investigación".

El periódico también informó que el jugador del Oldham Athletic Cristian Montano trató de ser expulsado en un juego de la segunda división en octubre tras recibir un pago. El club suspendió al jugador inmediatamente y anunció que abriría una "investigación interna para conocer todos los factores relevantes en el caso".

La liga inglesa y la Comisión de Apuestas confirmaron que trabajan con la NCA y otras autoridades en la investigación.

El mes pasado la policía arrestó a varias personas como parte de una investigación por la sospecha de que un sindicato de apostadores había arreglado encuentros de la liga inglesa. Dos jugadores de la sexta división fueron acusados esta semana de asociarse para arreglar dos partidos. Michael Boateng y Hakeem Adelakun, quienes juegan para el Whitehawk FC, fueron acusados de asociación para defraudar y deberán presentarse ante la corte de magistrados de Birmingham el miércoles.

Ellos fueron el tercero y cuarto acusados tras los hallazgos de una investigación encubierta del periódico Daily Telegraph; Chann Sankaran y Krishna Sanjey Ganeshan también deberán presentarse ante la corte de la corona en Birmingham.