Al menos 11 explosiones sacudieron el domingo zonas predominantemente chiíes dentro y en los alrededores de la capital iraquí, lo que dejó 39 personas muertas en mercados y distritos comerciales así como en talleres de autos, dijeron las autoridades.

Los atentados forman parte de la oleada de violencia que ha sacudido Irak desde que las fuerzas de seguridad reprimieron en abril un campamento de protestas suní con resultado de varios muertos. Desde entonces, el derramamiento de sangre ha alcanzado niveles no vistos en el país desde que estuvo al filo de una guerra civil en 2006 y 2007.

Nadie se adjudicó de inmediato la responsabilidad de los ataques del domingo, pero grupos insurgentes suelen atacar a civiles en cafeterías y lugares públicos en vecindarios chiíes en un intento por socavar la confianza del gobierno encabezado por chiíes y agitar las tensiones sectarias latentes en Irak.

El atentado más letal ocurrió en el vecindario mayoritariamente chií de Baiyaa, donde el estallido de un coche bomba dejó siete muertos y 14 heridos dentro de un taller de reparación de autos, dijo la policía.

Cuatro personas perdieron la vida por la explosión de otro coche bomba en una calle comercial en el centro de Bagdad, mientras que seis murieron y 22 quedaron heridas por otro atentado similar cerca de una oficina fiscal del gobierno, según las autoridades.

En el vecindario de Husseinaiya, un coche bomba estalló cerca de un restaurante, lo cual dejó tres muertos y 13 heridos. Otro vehículo bomba hizo explosión cerca de un mercado en el barrio chií de Ciudad Sadr en Bagdad, donde causo dos muertos.

Una explosión en un concurrido mercado en el barrio principalmente chií de Amil, dejó cinco muertos mientras que el estallido de un coche bomba en el distrito chií de al-Ameen derivó en dos muertes y cinco heridos.

Otro atacante hizo estallar sus explosivos en el barrio suní de Radhwaniya, donde afectó a varios establecimientos, dijo la policía. Dos personas murieron y ocho quedaron heridas.

En la zona de Taji, al norte de la capital, el estallido de un coche bomba cerca de un taller de reparación de vehículos dejó tres muertos, de acuerdo con la policía.

Según la policía, cuatro personas murieron y 11 quedaron heridas cuando un coche bomba estalló cerca de varios negocios en la aldea chií de Sabaa al-Bur, a unos 30 kilómetros (20 millas) al norte de Bagdad.

___

El periodista de The Associated Press Qassim Abdul-Zahra contribuyó a este despacho.