Corea del Sur anunció el domingo una expansión de su zona de defensa aérea luego de la decisión de China de fijar una nueva zona similar que ha sido criticada por países vecinos.

Las autoridades surcoreanas habían pedido a sus homólogos chinos trazar de nuevo su zona de defensa aérea debido a que se sobrepone parcialmente a la de Corea del Sur, pero Beijing se negó. Estados Unidos, Japón y otras naciones también han protestado por la zona china.

Beijing indicó el mes pasado que todas las aeronaves que ingresen a la vasta zona deberán identificarse y seguir las instrucciones de China. Aviones de Estados Unidos, Japón y Corea del Sur han realizado vuelos de reconocimiento militar en el área sin notificar a China y desafiando el anuncio de Beijing.

La nueva zona surcoreana incluye un arrecife submarino en poder de Corea del Sur pero que también las autoridades chinas reclaman y grandes zonas de espacio aéreo también cubiertas por la zona de China. Sin embargo, la nueva zona surcoreana se sobrepone con partes de la zona de defensa aérea de Japón.

El vocero del Ministerio de Defensa, Kim Min-seok, dijo a los reporteros que Corea del Sur dialogará con los países vecinos para tomar medidas a fin de evitar choques accidentales dentro de la zona surcoreana.