El secretario de Defensa Chuck Hagel dijo el sábado que su homólogo afgano le aseguró que un estancado acuerdo de seguridad con Estados Unidos sería firmado "en el momento más oportuno".

Pero una decisión bastante inusual, Hagel prefirió no reunirse con el presidente Hamid Karzai, que impide un acuerdo con Washington y que los funcionarios de la OTAN afirman es necesario para programar una misión de entrenamiento después del 2014 y antiterrorista que se prevé involucrará a miles de soldados.

Hagel indicó que no cree una adicional presión por parte de funcionarios estadounidenses sería de ayuda ni persuadiría a Karzai a que firme un acuerdo bilateral de seguridad siguiendo las fechas previstas por Estados Unidos para fines de diciembre. Karzai dice que desea que su sucesor lo decida después de las elecciones del 5 de abril.

"No hay nada más que pueda agregar en una reunión con el presidente Karzai después de todo lo que se ha dicho", señaló Hagel a los periodistas después de sostener una reunión con el ministro de defensa afgano Bismilla Khan Mohamadi. "No me corresponde presionar a los presidentes", agregó.

No quedó en claro de inmediato si Karzai tomó la decisión de Hagel como una afrenta personal o como un desaire por parte de un exasperado funcionario estadounidense. Pero ésta fue una de pocas veces en que un secretario de Defensa visitante se abstiene de reunirse con Karzai durante la última década de guerra.

Hagel y otro funcionario de defensa insistieron en que su viaje había sido planeado hace mucho para ver a las tropas antes de las fiestas. Pero el acuerdo pendiente fue tratado ampliamente durante la reunión con Mohamadi y el viceministro del Interior Mohamed Ayub Salangi, y el comandante general del ejército Sher Mohamed Karimi.

Pese a la afirmación de Hagel que presionar a Karzai no podría ser productivo, tanto él como el general de infantería de marina, Joseph Dunford, el más alto comandante estadounidense en Afganistán, emitieron advertencias separadas sobre la cercanía del plazo estadounidense.

Dunford dijo a los periodistas que mientras que continúa preparándose para mantener una fuerza después del 2014 que podría operar bajo el acuerdo de seguridad, tendrá que comenzar a hacer planes para otras opciones si el acuerdo no será firmado para fines de año. Una opción sería que retire todas tropas.

Hagel señaló que tiene que haber un punto límite, y que ésta podría ser la reunión de los ministros de defensa de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en febrero.