Phelps ambivalente sobre su futuro

Cuando Michael Phelps salió por última vez de la piscina en los Juegos Olímpicos de Londres, se mostró enfático: Su carrera fulgurante había terminado.

Ahora, no parece tan seguro.

Aunque afirma que jamás había estado tan contento con su vida, y que no extraña los sacrificios que fueron necesarios para convertirse en el deportista más laureado en la historia olímpica, Phelps dejó la puerta abierta para un posible cambio de opinión antes de los Juegos de Río 2016.

"No sé lo que pasará en el futuro", dijo Phelps el lunes. "No sé lo que ocurrirá mañana".

De visita en Barcelona, donde se realiza el Mundial de natación, Phelps habló con The Associated Press y con otras organizaciones noticiosas internacionales en una serie de entrevistas, uno a uno, organizadas por su patrocinador Speedo. Cuando la AP le pidió que respondiera si competiría o no en los próximos Juegos Olímpicos, Phelps dijo que no había planeado eso todavía.

Su postura parece distinta a la manifestada antes e inmediatamente después de Londres 2012, cuando insistió en que su retiro era definitivo y dijo que su meta siempre había sido retirarse de la natación antes de cumplir los 30 años.

Phelps tendrá 31 cuando se realice la ceremonia inaugural de las Olimpíadas en Río.

"No sé, estamos en 2013", dijo, antes de añadir, "no hay nada planificado por ahora".

Queda tiempo de sobra para un retorno. Probablemente Phelps desearía entrenarse desde finales de año, lo que le permitiría alcanzar su mejor condición de cara al próximo Mundial, en 2015.

Está claro que Phelps no entrena por el momento. Se golpeó el dedo pequeño del pie derecho con el borde de un sofá de su casa en Baltimore y la lesión se agravó cuando Phelps jugó un torneo de golf en Lake Tahoe.

Después de hacer turismo en Barcelona y de participar en actos publicitarios, Phelps se presentó por segunda noche en el Palau Sant Jordi, para ver las competiciones, antes de volver el martes a Estados Unidos. Iba acompañado por su nueva novia, Win McMurry, reportera del Golf Channel.

"No tengo planes de hacer algo", dijo Phelps. "Me encanta lo que hago ahora. Puedo viajar mucho, jugar al golf, cumplir mi propia agenda. Nunca había podido hacer esto. Nunca había podido hacer realmente lo que quería. Voy a donde quiero, veo a quien quiero. Es hermoso despertarse a las 10, 11 o 12 del día. Soy bastante holgazán, aunque me gusta el golf. No tengo mucha actividad".