Corea del Norte anunció el sábado la deportación de un veterano de guerra y turista estadounidense de avanzada edad que estuvo detenido por más de un mes por presuntos actos hostiles contra el país.

Con esto al parecer termina la saga de Merrill Newman, de 85 años, después de haber estado en contacto con guerrilleros surcoreanos que aún son odiados y recordados en el Norte.

La agencia oficial de noticias norcoreana dijo que Corea del Norte llegó a la decisión porque Newman se disculpó por sus presuntos crímenes durante la Guerra de Corea y debido a su edad y su estado médico.

El vicepresidente Joe Biden, quien se dirige de visita a Seúl, se congratuló por la liberación del estadounidense.

La portavoz del Departamento de Estado Marie Harf pidió a Pyongyang el perdón "como un gesto humanitario" para Kenneth Bae, otro estadounidense que está retenido en el país asiático desde hace más de un año.

Newman todavía no ha dado declaraciones y no está claro a dónde fue deportado. Tampoco se sabe si su presunta confesión divulgada el mes pasado por la televisión estatal fue obtenida bajo coerción.

Las autoridades norcoreanas lo arrestaron el 26 de octubre cuando estaba a punto de salir del país después de una visita de 10 días.

Un grupo de ex guerrilleros surcoreanos dijo que Newman los aconsejó mientras combatían detrás de las filas enemigas durante la guerra. Algunos miembros expresaron sorpresa de que Newman se arriesgara a visitar Corea del Norte dado su papel con el grupo.

Las autoridades de Pyongyang afirmaron que Newman pidió disculpas por matar norcoreanos durante la Guerra de Corea de 1950-1953; por tratar de reunirse con guerrilleros sobrevivientes a los que entrenó durante el conflicto; por reencontrarse con sus compañeros de la época de la guerra que viven en Corea del Sur y por criticar a Norcorea durante su reciente visita.

Las declaraciones de Newman no han sido confirmadas independientemente. Corea del Norte tiene antecedentes de obtener declaraciones de sus detenidos bajo coerción.

Antes de Newman, Corea del Norte detuvo por lo menos a seis estadounidenses desde el 2009, y cinco de ellos fueron dejados en libertad o fueron deportados después que prominentes figuras de Estados Unidos como los ex presidentes Bill Clinton y Jimmy Carter viajaron a Pyongyang.

___

El periodista de The Associated Press Eun-Young Jeong y Josh Lederman en Seúl colaboraron con este despacho.

___

Foster Klug está en Twitter como www.twitter.com/APklug