El valor agregado de los productos fabricados por las industrias en Latinoamérica fue el más bajo durante el último quinquenio en comparación con otras regiones del mundo, reveló un informe mundial de la ONU sobre Desarrollo Industrial difundido en Lima.

El estudio indica que entre 2007-2012 el impulso industrial de América Latina y el Caribe (1,43 fue el más bajo del mundo, incluso por debajo de Africa Subsahariana; mientras que el más alto se logró en Asia Oriental y Oceanía (9,08%) cuyo porcentaje se logró por la potente industrialización de China, considerada por el informe como 'la fábrica del mundo'.

"Los países deben pasar de la baja a la más alta tecnología, del menor al mayor valor añadido y de la menor a la mayor productividad", sostuvo el chino Li Yong, director de la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI) quien clausuró el viernes en la capital peruana la 15ta conferencia general del organismo.

Otra conclusión clave del informe fue que los países pobres deberían potencializar la agroindustria, los textiles y la confección de prendas de vestir; los países de ingresos intermedios podrían enfocarse en la industria de los metales y los países ricos en la innovación de las industrias de alta tecnología.