Por primera vez desde 1982, dos selecciones centroamericanas estarán presentes en el máximo torneo de fútbol. Tras el sorteo de grupos del viernes, la fortuna de los dos combinados del istmo dirigidos por técnicos colombianos no pudo ser más desigual.

Mientras Costa Rica quedó en el grupo D con tres rivales poderosos con aspiraciones al título, Honduras tendrá un grupo más equilibrado.

Los "ticos" cayeron en el grupo más complicado del Mundial de Brasil 2014, con Uruguay como cabeza y con Inglaterra e Italia como sus otros rivales. Es el único grupo con tres potencias futbolísticas, todas con campeonatos mundiales en sus currículos, siete en forma combinada.

Por el contrario, los "catrachos" se encuentran en un grupo donde el rival más pintado es Francia, que pasó duras penas para clasificar al Mundial, y los otros dos son Ecuador y Suiza, ambos equipos competitivos pero sin el historial de los tres rivales de Costa Rica.

Para Jorge Luis Pinto, quien llevó a los costarricenses al Mundial, enfrentar rivales de tanta jerarquía es un desafío que lo motiva.

"No tenemos que venir con miedos ni temores, nos tocó este grupo y lo vamos a enfrentar con las ganas que tenemos y el trabajo", expresó un eufórico Pinto poco después del sorteo. "Es un desafío hermoso, tengo plena confianza que vamos a hacer un buen papel".

Un periodista uruguayo le comentó a Pinto que Costa Rica es vista como el rival fácil del grupo, pero el colombiano no se inmutó.

"Mejor, estamos acostumbrados a eso y nos gusta competir con los grandes, sentimos tranquilidad. Eso sí, nos vamos a preparar con todo", replicó.

El asistente técnico de la selección de Uruguay, Celso Otero, fue cauteloso al comentar la presencia del cuadro tico en su grupo.

"Enfrentamos a Costa Rica hace cuatro años en el repechaje y tuvimos nuestras dificultades, nos hicieron partidos difíciles. Han pasado cuatro años, ambos equipos han tenido su evolución y veremos a la hora del partido quién impone el juego a quién".

Uruguay logró su clasificación a Sudáfrica 2010 al derrotar a Costa Rica en dos partidos de repechaje.

Para Pinto, los costarricenses van luchar por ganar sus partidos y esperar que las potencias que tendrán como rivales pierdan puntos en empates entre sí, lo que abriría la posibilidad de arañar una clasificación a la segunda ronda, un análisis que pocos observadores del fútbol avalan.

Por su parte, el técnico de Honduras Luis Fernando Suárez, cree que el grupo en que se situó su selección está parejo e incluso asequible.

"Es un grupo muy parejo, me da buena sensación lo que miro, lo que tengo, lo que se ve. Obviamente hay respeto profundo por lo que vamos a enfrentar pero creo que tenemos las posibilidades intactas, tenemos un gran equipo y estamos viendo esto como la mejor oportunidad de mostrar nuestro crecimiento", declaró el ex zaguero colombiano sobre Honduras.

Calificó al equipo catracho como "un equipo ordenado tácticamente, muy fuerte, de mucha potencia, con una buena mezcla de jóvenes y veteranos" que arrastran una gran experiencia de haber jugado el Mundial de Sudáfrica.

Su colega y coterráneo Reinaldo Rueda, entrenador de Ecuador, admitió que con Honduras tendrá un rival difícil por delante en la primera fase del Mundial.

"Honduras tiene un gran grupo, ya vivieron el Mundial anterior y ahora tienen la posibilidad de repetir, será un rival difícil", admitió Rueda, quien por coincidencia llevó a Honduras a la copa de Sudáfrica. "Creo que el profesor Luis Fernando (Suárez) hizo un excelente trabajo, hizo una clasificatoria muy meritoria".

Suárez se planteó como meta clasificar a la segunda ronda del Mundial de Brasil y no cree imposible llegar un poco más lejos, lo que sería histórico para los hondureños.

En sus dos mundiales anteriores, España 1982 y Sudáfrica 2010, Honduras nunca logró avanzar más allá de la primera fase.

Costa Rica, que clasificó por cuarta vez a una Copa del Mundo, pudo avanzar a la segunda fase en Italia 1990, pero se quedó en la primera fase en los torneos de Japón y Corea 2002 y Alemania 2006.