El técnico Luis Fernando Suárez consideró equilibrado el grupo que le tocó a Honduras en el Mundial de 2014 en Brasil, donde enfrentará a Ecuador, Francia y Suiza.

"Es un grupo muy parejo, me da buena sensación lo que miro, lo que tengo, lo que se ve. Obviamente hay respeto profundo por lo que vamos a enfrentar pero creo que tenemos las posibilidades intactas, tenemos un gran equipo y estamos viendo esto como la mejor oportunidad de mostrar nuestro crecimiento", expresó el entrenador de nacionalidad colombiana tras el sorteo de grupos en este balneario del litoral brasileño.

Suárez enfrentará así a la selección que llevó al Mundial de 2010, Ecuador, lo que le provoca cierta desazón, según confesó. Además, el equipo del país andino está dirigido por su compatriota y amigo cercano, Reinaldo Rueda.

"Es el único sentimiento encontrado que tengo, no solo enfrentar a Reinaldo sino también enfrentar a un país que para mí significa mucho, un país que me ayudó a crecer como entrenador y al cual le debo mucho. Me hubiera gustado no enfrentarlo pero el sorteo es así y buscaremos hacer todo muy profesionalmente", afirmó Suárez.

Bajo el mando de Suárez, Honduras logró su segunda clasificación al hilo a una copa del mundo, después de que estuvo en Sudáfrica 2010 justamente bajo el mando de Rueda.

El nuevo técnico del equipo centroamericano cree que llega a la copa de Brasil con un equipo de fuerza, equilibrio y experiencia que dará de qué hablar.

"Honduras es un equipo ordenado tácticamente, muy fuerte, de mucha potencia, una buena mezcla de jóvenes y veteranos, algunos van a repetir en el Mundial y sus experiencias nos van a ayudar a enfrentar esto con otra visión, con otros resultados", anticipó.

Su meta inmediata es pelear el paso a la segunda fase del torneo, aunque admitió que no es el único objetivo. Cree que Honduras podría llegar aún más lejos.

Una ventaja a su favor es el clima tropical de Brasil, donde el calor y la humedad podrían conspirar a favor de selecciones de países tropicales, como los centroamericanos, y en contra de naciones de clima frío.