Uno de los equipos que disputarán el campeonato de la MLS pasó por un proceso de reconstrucción bajo un nuevo propietario, un cambio de nombre, la construcción de un estadio que costó 200 millones de dólares y la revitalización de la comunidad futbolística que la rodea.

El proyecto de reconstrucción del otro contendiente tardó alrededor de un mes.

El Sporting de Kansas City, que languideció con el nombre de los Wizards, jugará su segunda copa MLS en su deslumbrante estadio el sábado contra el Real Salt Lake, una escuadra que se deshizo de varios veteranos en el receso de temporadas para rejuvenecerse.

Es la primera ocasión en que Kansas City, que alguna vez se consideró una zona donde el fútbol no tenía futuro y ahora es semillero de ese deporte, es sede de un juego de campeonato. Cuando los Wizards ganaron su único título, en el 2000, la final se jugó en el estadio RFK en Washington, D.C

"Hemos logrado un cambio total en muchos aspectos de este club", dijo el gerente del Sporting Peter Vermes. "Mucho de eso tiene que ver con el propietario del equipo y su compromiso, no sólo en el aspecto financiero, sino con la comunidad".

Los boletos para el juego de campeonato se vendieron en minutos, lo que no es sorpresivo. El club agotó todos los boletos de sus juegos en casa y convirtió el parque Sporting es un destino obligatorio para visitar.

Por el otro lado, el Real Salt Lake desde hace tiempo es un éxito en Utah.

El Real, que jugó su primera temporada en 2005, ha clasificado a la postemporada en seis años al hilo. En cuatro de esas ocasiones ha pasado a la final y en 2009 venció al Galaxy de los Angeles para ganar la copa MLS.

Pero el tope salarial los obligó a caminar sobre la cuerda floja. En diciembre pasado, el Real se deshizo de ocho jugadores entre los que estaban Will Johnson que fue transferido a Portland, Jamison Olave y el argentino Fabián Espíndola que se fueron a Nueva York y los remplazaron con alternativas menos caras.

Pero aún con la reconstrucción de la alineación, el equipo siguió ganando.

Los dos equipos sólo se enfrentaron una vez esta campaña y el Sporting se impuso 2-1 como visitante en julio. Pero ha habido muchos cambios desde entonces.

"Se trata de dos equipos de calidad, será un buen duelo y para esto hemos trabajado desde enero", dijo el atacante de Kansas City Dom Dwyer. "Esperamos terminarlo de la forma correcta".