Un hombre cuyo hermano es sospechoso de ser un asesino a sueldo para un cártel mexicano del narcotráfico fue sentenciado a más de 21 años de prisión después de declararse culpable de intento de homicidio, en un caso que las autoridades describieron como un plan para matar a una madre y su hijo por una deuda de drogas en el sur de California.

Jorge Sillas, un estadounidense de 30 años, se disculpó el viernes en una corte en San Diego. Su abogado, Paul Pfingst, dijo que su cliente no tenía antecedentes penales y que fue influido negativamente por su hermano mayor.

"Los hermanos mayores tienen una enorme influencia en los hermanos menores, dijo Pfingst, un ex fiscal federal.

Sillas estaba al servicio del cártel narcotraficante de los hermanos Arellano Félix, una de las organizaciones más antiguas en su tipo y otrora una de las más poderosas en México, según las autoridades.

De acuerdo con los fiscales, el hermano del procesado, Juan Sillas, era uno de los asesinos a sueldo más violentos de la ciudad mexicana de Tijuana, fronteriza con California, cuando él fue arrestado en 2001.

Juan Sillas no fue encausado de cargos en este caso de intento de homicidio por contrato, pero en la demanda penal se afirma que él había ofrecido 50.000 dólares por los homicidios. Las autoridades estadounidenses pretenden que se le extradite desde México por un caso distinto al de su hermano.

Según los fiscales, Jorge Sillas y otros dos acusados tenían planeado matar a una madre y su hijo porque supuestamente debían dinero por drogas.

El plan fue frustrado cuando las autoridades allanaron en febrero de 2011 la casa de Jorge Sillas en Palmdale, donde decomisaron dos fusiles AR-15, más de 1.000 cartuchos y unos 20.000 dólares en efectivo.

Sillas y Víctor González se declararon culpables del intento de homicidio. González, de 32 años, fue sentenciado el viernes a 15 años de cárcel. El tercer acusado, Danny Cepallo, fue sentenciado en junio a purgar cinco años en la prisión estatal.

Las autoridades sospechan que el mayor de los hermanos Sillas, conocido como "Ruedas", es responsable de numerosos homicidios en Tijuana.

Las autoridades estadounidenses pretenden que se le extradite para que afronte cargos en Dakota del Norte relacionados con la muerte de nueve disparos de un hombre en 2005. El crimen ocurrió frente a dos niños debido a un trato de drogas que salió mal.

Juan Sillas alardeaba de que era responsable de 20 a 30 homicidios cada mes, dijo el detective policial Brad Berg, de la localidad de West Fargo, Dakota del Norte.

Todos salvo dos de los 66 acusados en el caso en Dakota del Norte han recibido sentencias condenatorias.