Un hombre vinculado a cártel de la droga será sentenciado el viernes tras declararse culpable de intento de asesinato en lo las autoridades dicen fue un plan para matar a una pareja en el sur de California, un caso que destaca el alcance de los traficantes mexicanos.

Jorge Sillas trabaja a las órdenes del Cártel de los Arellano Félix, uno de los más antiguos y otrora una de las organizaciones de narcotráfico más poderosas del país, según los fiscales, quienes dicen que el hermano mayor del acusado, Juan Sillas, era uno de los sicarios más violentos de Tijuana cuando fue arrestado en 2011.

Juan Sillas no ha sido acusado en el caso de intento de asesinato, pero la queja penal indica que ofreció 50.000 dólares por matar a la pareja. Las autoridades estadounidenses tratan de que México lo extradite por un caso no relacionado.

Jorge Sillas, que es ciudadano estadounidense, y otros dos acusados planeaban matar a una pareja que se dice debía dinero por drogas. El plan fracasó cuando las autoridades hicieron una redada en la casa de Jorge Sillas en Palmdale en febrero de 2011, donde confiscaron dos fusiles AR-15, más de 1.000 proyectiles y unos 20.000 dólares en efectivo.

Sillas y Víctor González se declararon culpables de asesinato y deben ser sentenciados en el Tribunal Superior de San Diego. Un tercer acusado, Danny Cepallo, fue sentenciado en junio a cinco años en una prisión estatal.

Las autoridades sospechan que el mayor de los Sillas --conocido como "Ruedas"-- es responsable de muchos asesinatos en Tijuana.

Las autoridades estadounidenses tratan de conseguir que México lo extradite para que enfrente cargos en Dakota del Norte por el asesinato en 2005 de un hombre que fue baleado nueve veces frente a dos hijos pequeños por un negocio de drogas.

Juan Sillas alardeó de ser responsable de matar entre 20 y 30 personas al mes, dijo Brad Berg, detective de la Policía de West Fargo, Dakota del Norte. De los 66 acusados en el caso de Dakota del Norte, sólo dos han sido absueltos.