El presidente Barack Obama defendió el jueves a la Agencia de Seguridad Nacional, diciendo que realiza un muy buen trabajo al no involucrarse en vigilancia nacional.

El mandatario estaba respondiendo así a un reporte del Washington Post de que la agencia rastrea diariamente en el extranjero la ubicación de aproximadamente 5.000 millones de teléfonos celulares, incluidos los de estadounidenses.

En una entrevista transmitida el jueves por el programa "Hardball con Chris Matthews" del canal de televisión MSNBC, Obama dijo que la gente que quiere dañar a Estados Unidos se comunica utilizando tecnologías modernas disponibles en teléfonos celulares. Señaló que para realizar un buen trabajo para proteger al país, Estados Unidos necesita "mantener la vista en algunos actores malos".

No obstante, el presidente dijo que propondrá "algo de autolimitación" a la agencia después que reciba este mes el reporte de un panel de asesores seleccionados cuidadosamente.

Obama dijo que la Agencia de Seguridad Nacional no está interesada en leer los correos electrónicos y mensajes de texto de la gente.