Nelson Mandela, el líder antisegregacionista que se convirtió en el primer presidente negro en la historia de Sudáfrica, es considerado una de las grandes figuras del siglo pasado por su generosidad de espíritu, sacrificios a nombre de la igualdad y sus esfuerzos por reconciliar las razas en Sudáfrica en medio del siempre presente espectro de conflictos.

Estos son algunos momentos destacados en la vida de Mandela, narrados en parte con sus propias palabras:

___

20 de abril de 1964: Acusado de sabotaje, Mandela hizo una declaración durante el juicio en Pretoria que reveló la profundidad de su determinación en la lucha contra el apartheid y su disposición de apostar su vida en los esfuerzos por poner fin al gobierno racista blanco.

"Durante toda la vida me he dedicado a esta lucha del pueblo africano", dijo Mandela. "He luchado contra el dominio de los blancos y contra el dominio de los negros. He atesorado el ideal de una sociedad libre y democrática en que todas las personas viven en armonía y con las mismas oportunidades. Es un ideal que espero vivir lo suficiente para ver hecho realidad. Pero también es un ideal por el que estoy dispuesto a morir".

Dos meses después, él y otros siete acusados fueron sentenciados a cadena perpetua.

___

11 de febrero de 1990: Mandela salió de la prisión Victor Verster de Sudáfrica, cerca de Ciudad del Cabo, tras 27 años tras las rejas, tomado de la mano de su esposa Winnie. Alzó un puño con una amplia sonrisa. La liberación de Mandela después de tantos años era casi inconcebible para sus felices partidarios, quienes estallaron en vítores mientras cientos de periodistas batallaban por acercársele. El mundo pudo ver el electrizante seceso por televisión en vivo. Pero debido a los muchos años que estuvo preso, muy pocas personas lo identificaban o habían visto una foto reciente. Mandela dijo que la recepción lo dejó asombrado.

"Cuando estaba entre la multitud y levanté el puño derecho, hubo una ovación. Era un gesto que no había podido hacer durante 27 años y me dio una gran fuerza y alegría", escribió Mandela.

También recordó: "Cuando finalmente crucé el portón para subirme al vehículo al otro lado, sentí, aunque tenía 71 años, que mi vida comenzaba de nuevo".

___

10 de mayo de 1994: Nelson Mandela se convirtió en el primer presidente negro de Sudáfrica en unas elecciones democráticas, y prestó juramento en los Edificios de la Unión, sede del gobierno en Pretoria, la capital del país. Líderes y otros dignatarios de todo el mundo asistieron al histórico acto, que ofreció a muchos sudafricanos otra oportunidad de celebrar en las calles.

Al final de su discurso de toma de posesión, Mandela dijo:

"Nunca, nunca, nunca más deberá experimentar esta hermosa tierra otra vez la experiencia de la opresión de unos contra otros, ni sufrir la indignidad de ser los apestados del mundo", dijo. "¡Que reine la libertad! ¡El sol nunca se ocultará ante un logro humano tan glorioso! ¡Que Dios bendiga a Africa! Gracias".

___

24 de junio de 1995: Mandela entró caminando a la cancha en la final del Mundial de Rugby en Johannesburgo, vistiendo la camiseta del equipo nacional de Sudáfrica y provocando que los más de 60.000 aficionados se pusieran de pie. Comenzaron a gritar "¡Nelson! ¡Nelson! ¡Nelson!" mientras el presidente felicitaba al victorioso equipo nacional en un momento que simbolizó la reconciliación racial.

La decisión de Mandela de vestir la camiseta con el emblema de los Springbok, un símbolo que los negros llegaron a odiar en su momento, llevó el mensaje de que el rugby, que durante muchos años la población negra rechazó, era ahora para todos los sudafricanos.

El momento quedó plasmado en la película "Invictus", dirigida por Clint Eastwood, que cuenta la historia de la transformación de Sudáfrica bajo el liderazgo de Mandela a través del prisma del deporte.

___

11 de julio de 2010: Mandela entró sonriendo y saludando a la multitud en el estadio de fútbol en la ceremonia de clausura del Mundial, cuya organización permitió a Sudáfrica, y a todo el continente africano, brillar en uno de los mayores escenarios del mundo. Mandela parecía débil y fue llevado en un carrito de golf junto a esposa, Graca Machel.

Mandela no se había dejado ver mucho durante el Mundial, que duró un mes, y decidió no asistir a la inauguración el 11 de junio tras la muerte de una biznieta en un accidente de tránsito después de un concierto del Mundial.

El ex presidente decidió no hablar al público ese día en el estadio: Fue su última presentación en público.