Los fanáticos no podrán comprar entradas para el partido inaugural y la final de la Copa del Mundo cuando comience la última etapa de venta tras el sorteo del viernes en Brasil.

La FIFA había dicho que vendería boletos para todos los 64 partidos a partir del domingo, pero los encuentros en Sao Paulo y Río de Janeiro, los dos de mayor demanda, permanecerán bloqueados por ahora.

Las entradas para esos partidos no estuvieron disponibles en las etapas anteriores de venta. Más de 720.000 boletos fueron solicitados para el partido inaugural del 12 de junio en el estadio Corinthians de Sao Paulo, y más de 750.000 para la final del 13 de julio en el estadio Maracaná de Río.

El organismo rector del fútbol mundial informó el jueves que las entradas para esos encuentros podrían estar disponibles en las próximas etapas de venta.

El público podrá solicitar la compra de entradas para los demás partidos entre el domingo y el 30 de enero. Se realizará un sorteo para distribuir los boletos para partidos donde la demanda supera la oferta, con las mismas oportunidades para quien presente su solicitud al inicio o final del proceso, según la FIFA.

Se trata del primer período de venta después del sorteo del viernes, cuando se sabrá qué selección juega contra quién y dónde, por lo que la FIFA espera un incremento en la demanda de boletos de otros países fuera de Brasil. En esta fase, la FIFA reservará 8% de las entradas para cada país en los partidos que dispute su selección.

Otra fase de venta se abrirá del 26 de febrero al 1 de abril cuando las entradas se venderán por orden de solicitud. La fase de ventas de último minuto se abrirá del 15 de abril hasta el día del partido final.

Los brasileños, que recibieron descuentos, compraron cerca del 70% de las entradas hasta ahora, seguidos de estadounidenses, australianos, ingleses y argentinos. Los organizadores esperan vender cerca de 3,3 millones de boletos para el torneo, el primer Mundial en Brasil desde 1950.

La FIFA recibió unos 6,2 millones de solicitudes por los boletos y cada postulante podía pedir hasta cuatro entradas para un máximo de siete partidos.