El Consejo de Seguridad de la ONU autorizó el jueves incrementar la acción militar de las tropas francesas y africanas en la República Centroafricana para tratar de poner fin a una situación casi anárquica por el incremento de la violencia entre cristianos y musulmanes, que incluye asesinatos, torturas y violaciones.

El Consejo aprobó por unanimidad una resolución presentada por Francia mientras surgía una nueva ola de violencia en la capital Bangui, donde murieron al menos 100 personas.

La resolución autoriza el despliegue de una fuerza encabezada por la Unión Africana durante un año con la consigna de utilizar "medidas apropiadas" para proteger a los civiles y restablecer la seguridad. Se prevé que la fuerza de la Unión Africana, conocida como MISCA, incremente la fuerza de sus tropas de unos 2.500 a 3.500.

La resolución autoriza también a las fuerzas francesas, por un tiempo, "tomar todas las medidas necesarias" para apoyar a la MISCA.

El presidente francés Francois Hollande dijo el jueves que las 600 tropas francesas que ahora se encuentran en la República Centroafricana se duplicarán en "unos días, incluso horas".

Gerard Araud, embajador de Francia en la ONU, dijo al Consejo después de la votación que "las personas han sido aterrorizadas por guerrilleros que perpetran atrocidades".

"En el frente de seguridad, el país se arriesga a colapsarse y caer en el caos, con consecuencias incontrolables e imprevistas para toda la región", advirtió. "En el frente humano, los riesgo de atrocidades masivas está ahí".

"La historia nos pide evitar lo peor", agregó.

Si las fuerzas africana y francesa pueden salvar vidas en su gran mayoría depende de lo lejos que los soldados extranjeros salgan de Bangui y se adentren en las provincias anárquicas, donde rebeldes musulmanes principalmente han atacado poblados cristianos.

Las milicias cristianas, conocidas como antibalaka, lanzaron recientemente ataques en represalia, obligando a miles de civiles a refugiarse en iglesias y mezquitas.

Araud dijo que la acción del Consejo "marcará una diferencia... en el futuro inmediato".

Agregó que las fuerzas africana y francesa van a restablecer la ley y el orden en Bangui en los próximos días y destacó que algunos extremistas ya están huyendo de la capital porque saben que los soldados están por llegar.