El ex campeón del Giro de Italia, Danilo Di Luca, fue suspendido el jueves de por vida debido a una tercera infracción por uso de sustancias prohibidas, y se sumó a Lance Armstrong como uno de los deportistas famosos expulsados para siempre del ciclismo.

El tribunal antidopaje del Comité Olímpico Italiano emitió el veredicto porque Di Luca, de 37 años, arrojó positivo a EPO, una sustancia que estimula la formación de glóbulos rojos, en un examen sorpresivo en abril, cinco días antes del Giro de este año.

La suspensión de por vida se ajustó a la solicitud que había presentado el fiscal antidopaje del Comité Olímpico Italiano, Tammaro Maiello. Como parte del castigo también se impuso a Di Luca una multa equivalente a más de 50.000 dólares.

Al término de la audiencia que tuvo en septiembre con el fiscal, Di Luca aceptó que se había dopado. Di Luca tiene la posibilidad de apelar este fallo ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo.

El año pasado, la Asociación Antidopaje de Estados Unidos expulsó de por vida del ciclismo a Armstrong y éste fue despojado de sus siete títulos del Tour de France por uso de sustancias prohibidas.

El equipo Vini Fantini-Selle Italia despidió de inmediato a Di Luca apenas se anunció que había dado positivo por uso de sustancias prohibidas casi al final de la competición del Giro.

En 2009, Di Luca había recibido una suspensión de dos años porque le detectaron durante el Giro que había consumido la sustancia CERA (siglas en inglés de activador continuo del receptor de la eritropoyetina), una forma avanzada de EPO.

La sanción le fue reducida nueve meses porque colaboró con las autoridades antidopaje de Italia.