Un niño murió y cinco personas resultaron heridas al chocar un camión de volteo con un ómnibus escolar en una pequeña ciudad del suroeste de Idaho, informó la policía.

Los equipos de emergencia acudieron al lugar en Kuna, un poblado cerca de Boise.

Theresa Baker, portavoz del condado de Canyon, confirmó el fallecimiento e indicó que ya se avisó a los padres. Dijo que hasta 10 niños de sexto grado o más jóvenes viajaban en un ómnibus que se dirigía a la escuela primaria Crimson Point.

Las autoridades aún no se comunican con los padres de todos los niños lesionados, agregó Baker. Hasta el momento no se ha revelado su nombre ni su edad.

Dos de los niños heridos han sido transportados al hospital St. Alphonsus en Boise y otros dos, así como un adulto, fueron enviados al hospital del mismo nombre en Nampa, dijo Joshua Schlaich, portavoz del Centro Médico Regional St. Alphonsus. Indicó que no podía revelar el estado de salud de los infantes, y carecía de información sobre el adulto.

El choque se produjo en una intersección de un camino rural de dos carriles que pasa a través de viviendas y campos agrícolas entre Nampa y Kuna. Las autoridades dicen que el camión de volteo se desplazaba hacia el norte en el camino Happy Valley cuando el chofer se acercó a la intersección, la cual carece de letrero de "alto" para esa ruta. El ómnibus avanzaba hacia el este en su camino, que sí tenía letrero de alto al llegar a la intersección.

El sargento John Burke, de la policía estatal de Idaho, dijo que aún es muy pronto para determinar qué pasó. Ninguno de los dos conductores fue trasladado al hospital.

"Es una cosa horrible... terrible", afirmó Burke. "La familia (del niño que murió) está angustiada. Necesitan nuestras oraciones, y solo podemos esperar que puedan superarlo".